Salesland

El papel del Director de Desarrollo de Negocio

Trabajar en el departamento de Desarrollo de Negocio de cualquier empresa te hace estar siempre alerta ante cualquier oportunidad que se presente. Por lo que estar al día de cómo está el mercado, qué sectores están más fuertes, si una empresa tiene recorrido o no, conocer bien a la competencia: sus fortalezas, debilidades y los proyectos que desarrolla, entre otras cosas; es prioritario para focalizar el esfuerzo. Y en Saleslandno es diferente.

Director-Desarrollo-Negocio
Elena García Coordinadora de Marketing y Comercial de Salesland

En primer lugar, por acotar y definir las funciones del Director de Desarrollo de Negocio de una compañía, éste y su equipo deben establecer una estrategia bien definida y alineada con los objetivos de la empresa, concretando sectores donde interese crecer, detallando empresas y perfiles decisores, y apoyando las áreas de negocio/países que más impulso necesiten en cada momento. Y, por supuesto, llevar un control de cómo van evolucionando esos prospectos.

Todo ello no se consigue con acciones aisladas y deslavazadas, pues toda la compañía debe apoyar esta estrategia desde diferentes posiciones, siendo de gran importancia el trabajo de inbound marketing que se hace desde el Departamento de Comunicación, dando visibilidad a la compañía y creando imagen de marca.

Remar todos juntos y en la misma dirección ayudará a alcanzar los objetivos del negocio.

Qué vías utilizamos para desarrollar nuevo negocio

El Director de Desarrollo de Negocio y su equipo cubren varios canales para hacer crecer la compañía, cada uno con sus peculiaridades.

1.- Acercarnos a nuevos clientes, que aún no nos conocen, a través de Redes Sociales. Hay que tener en cuenta que será un proceso largo, pues se necesitarán muchos impactos para llamar su atención. Además, no deberemos ser invasivos. No se trata de acosar al posible cliente, sino de dejarse ver, ser generoso con la red de contactos que vas creando, es decir, prestar ayuda en lo que puedas, generar valor y que, poco a poco, vean que existe una necesidad que puedes cubrir. Y no solo se trata de necesidades profesionales, muchas veces, crear vínculos más personales a través de aficiones o intereses en común, puede abrirte una puerta el día de mañana.

2.- Asistir a foros, eventos o ferias. No hay nada como el contacto personal para transmitir confianza y mejorar la reputación de la compañía. Es un trabajo exigente, pues tienes que organizar bien la agenda y contactar con el decisor adecuado para no perder el tiempo, pero tiene su recompensa, siempre y cuando no dejes “enfriar” ese contacto que has hecho. Debes volver a contactarle en un breve periodo de tiempo para cerrar una reunión o invitarle a un café, pero nunca dejar que se olvide de ti.

3.- Desarrollar más negocio con clientes que ya están con nosotros, sumando más áreas al proyecto, ampliando los servicios de los que ya disponen o, incluso, abriendo otros países con esos clientes. En definitiva, abrir nuevos proyectos con clientes de la casa. Aquí es muy importante la confianza que hemos establecido con ellos, siempre pendientes de que lo que vamos sumando sea impecable en su ejecución para no perder todo lo conseguido.

Y, ¿qué pasa una vez que atraes la atención de ese potencial cliente?

En ese primer momento, no se trata de vender tu negocio. Es muy importante saber escuchar las necesidades y “pains” de los prospectos para transmitirles que empatizas con ellos y que tienes soluciones que pueden ayudarles con la experiencia de la que disponemos en marketing y ventas.

Un buen conocimiento de los servicios que podemos ofrecer desde Salesland, teniendo una visiónNegocio-imprescindible global del negocio, es imprescindible para poder orientar y derivar al cliente a cada área de negocio experta y que puedan ofrecerle esa solución ad-hoc.

Darles un trato amable y enriquecedor es indispensable pues, aunque en un primer momento no vayan a convertirse en clientes, puede que más adelante nos necesiten. Hay que tener una visión a largo plazo, pues ganarte la credibilidad y la confianza requiere tiempo y constancia. Una vez logrado esto será difícil que se olviden de ti.

Y, por supuesto, seguir con el “nurturing” necesario hasta que se conviertan en clientes. Una llamada de vez en cuando, un correo para ver cómo les va, puede ser clave a la hora de cerrar un acuerdo.

Como conclusión, el Director de Desarrollo de Negocio debe trabajar mano a mano con los mejores, buscando hacer las cosas de la mejor manera posible y encontrando nuevos caminos que nos ayuden a encontrar sinergias con nuevos clientes. Esta visión resulta enriquecedora y motivadora, y ayuda a mantener presente la pasión que siempre se necesita para seguir adelante.

En Salesland, el departamento Comercial, liderado por Juanjo Manzano, Director de Desarrollo de Negocio, estamos a tu disposición para ayudarte a definir la estrategia de ventas que mejor se adapte a tu marca, e implementarla en todos los canales comerciales que sea necesario, en los entornos offline y online.

"𝐓𝐮𝐩𝐫𝐨𝐩𝐨́𝐬𝐢𝐭𝐨𝐭𝐞𝐚𝐩𝐮𝐧𝐭𝐚𝐫𝐚́ 𝐚𝐥𝐚𝐝𝐢𝐫𝐞𝐜𝐜𝐢𝐨́𝐧𝐜𝐨𝐫𝐫𝐞𝐜𝐭𝐚, 𝐩𝐞𝐫𝐨𝐥𝐚𝐩𝐚𝐬𝐢𝐨́𝐧𝐬𝐞𝐫𝐚́ 𝐥𝐨𝐪𝐮𝐞𝐭𝐞𝐢𝐦𝐩𝐮𝐥𝐬𝐞" Travis McAshan

Compartir noticia: